¡Hola Forastero!

Pareces nuevo por aquí. Si quieres participar, ¡pulsa uno de estos botones!

Trigo Sarraceno, Propiedades y Beneficios

El trigo sarraceno es cada vez más recomendado por nutricionistas de vanguardia, pues posee algunos elementos clave para la salud que otros cereales no contienen

El trigo sarraceno (Polygonum Fagopyrum), también conocido como alforfón, es un pseudocereal con una riqueza inusual de nutrientes, comparado con otros cereales y con la ventaja de no contener gluten.

De hecho, el trigo sarraceno, que no es trigo en realidad, es uno de los cereales más recomendados por las nuevas corrientes de nutrición celular activa.

Propiedades del trigo sarraceno

El trigo sarraceno no es, en realidad, un cereal en lo que se refiere a su término botánico, pues procede de la familia de las poligonáceas. Original de Asia, este pseudocereal fue muy consumido en todo el mundo, pero el imparable consumo de trigo lo fue desplazando poco a poco hasta quedar relegado a regiones muy específicas.

El trigo sarraceno tiene propiedades nutricionales muy similares a los cereales, pero con algunas ventajas muy importantes que conviene tener en cuenta:

Más proteína que otros cereales

El trigo sarraceno posee proteína de alto valor biológico, es decir, proteína con una cantidad suficiente de aminoácidos esenciales. El trigo sarraceno es particularmente rico en el aminoácido lisina, escaso en los demás cereales.

No contiene gluten

El trigo sarraceno es uno de los pocos cereales (junto con el arroz y la quinoa) que no contiene gluten. Cada vez más especialistas aseguran que el gluten contenido en el tan consumido trigo, no solo es extremadamente perjudicial en el caso de personas celíacas, sino en todo tipo de personas, pues produce importantes trastornos en el intestino que, de manera indirecta, causa enfermedades en todo el organismo, sobre todo enfermedades de caracter inflamatorio (dermatitis, artritis, etc). Consulta el trigo, veneno en la dieta.

Carbohidratos de los buenos

Hay dos tipos de azúcares en la dieta, los que nos perjudican (de rápida absorción) y los que nos benefician (lo de absorción lenta). Los azúcares de los dulces, bollos, repostería etc, son rápidamente absorbidos por el organismo descompensando los niveles de azúcar en sangre y generando todo tipo de trastornos, además de obesidad. Sin embargo, los sacáridos de absorción lenta (presentes fundamentalmente en las legumbres, los cereales y todo tipo de verduras) son paulatinamente absorbidos y regulados por el organismo y son la fuente más eficiente de energía. El trigo sarraceno, al igual que otros cereales, es rico en fibra, un tipo de carbohidrato que nuestro cuerpo no puede digerir y que sirve como cepillo limpiador de los intestinos.

Otros elementos beneficiosos de trigo sarraceno

Además, el trigo sarraceno posee algunas vitaminas, minerales y ácidos grasos esenciales muy importantes. El trigo sarraceno es el único cereal que contiene vitamina P, esencial para el corazón y la salud cardiovascular. También vitamina E, colina, vitaminas del grupo B y ácido linoléico (Omega 6). En cuanto a minerales, destaca su contenido en calcio, azufre, zinc, magnesio, fósforo y potasio.

Tabla nutricional del trigo sarraceno

Por cada cien gramos de trigo sarraceno, estas son las cantidades de nutrientes esenciales:

Calorías 345 Kcal.
Proteínas 14gr
Hidratos de carbono 70gr
Grasas 3.5gr
Vitamina B1 0.1mg
Vitamina B6 0.2mg
Vitamina B2 0.50mg
Ácido fólico 30mcg
Vitmina E 1mg
Calcio 18mg
Hierro 3mg
Zinc 2.5mg
Potasio 450mg
Fósforo 460mg
Magnesio 230mg
Beneficios del trigo sarraceno en la salud

Salud del corazón y las arterias: Gracias a sus ácidos grasos esenciales (omega 6) y la vitamina P, el trigo sarraceno es un alimento recomendado en una dieta para la salud del corazón y las arterias. También en caso de hipertensión, varices, flebitis, etc.
Intestino: Al igual que todos los cereales, por su gran aporte de fibra, el trigo sarraceno está recomendado en caso de estreñimiento y para mantener en buen estado la flora intestinal.
Obesidad: Además, su tipo de fibra particular, está recomendada para saciar en caso de obesidad.
Colesterol: También por este tipo de grasa insaturada, el trigo sarraceno ayuda a regular los niveles de colesterol y triglicéridos.
Diabetes: El trigo sarraceno es uno de los cereales más recomendados para controlar la diabetes y regular los niveles de azúcar en sangre.
Estado de ánimo: Gracias a su riqueza en carbohidratos, vitaminas del grupo B, magnesio y lisina, este cereal está recomendado en caso de depresión, ansiedad o cansancio generalizado.
Alimento yang: El trigo sarraceno está considerado en la cocina macrobiótica como el cereal más yang (calor, fuerza, movimiento), lo que lo hace ideal en caso de trastornos ying (delgadez, cansancio, frío, etc).
Ventajas del trigo sarraceno

Estas son algunas ventajas del trigo sarraceno:

Rápida cocción

Una de las mayores ventajas del trigo sarraceno es que se hace muy rápido, más que otros cereales como el arroz o el mijo. Tarda aproximadamente unos 15 minutos a fuego lento, sin perder propiedades. Esta es una de las características que lo hacen ideal para usarlo a menudo en nuestras dietas.

Textura suave

Otra de las cosas estupendas que tiene el trigo sarraceno es tu suave textura. El trigo sarraceno son unos triangulitos diminutos cuya textura gustará a todo el mundo en casa, peques incluidos.

Lo más seguro es que en los establecimientos convencionales no encuentres trigo sarraceno. Para poder comprar trigo sarraceno tendrás que dirigirte a un herbolario, cooperativa o tienda de productos ecológicos. En este tipo de establecimientos suelen tener siempre.

Recetas con trigo sarraceno

Ensaladas: En verano, una buena forma de tomar cereales y legumbres es en ensalada. El trigo sarraceno combina bien con cualquier vegetal crudo en ensalada (brécol, tomate, lechuga, calabacín, etc).
Potaje: En invierno, en cambio, podemos tomar trigo sarraceno en forma de potaje. Para ello, cuece primero unas lentejas y luego, 20 minutos antes de retirar, añade algunas verduras, patatas y el trigo sarraceno.
Purés y cremas: Tanto en invierno (puré) como en verano (crema fría) puedes cocer unas legumbres, algunas verduras que tengas a mano y trigo sarraceno. Por ejemplo, puedes hacer un rico puré con azúkis, sarraceno y col.

Fuente:
http://www.vidanaturalia.com/trigo-sarraceno-propiedades-y-beneficios/
Accede o Regístrate para comentar.